Shrek si que usa el colecho

El colecho hasta los 6 años ¿a favor o en contra?

Si hablamos del colecho, encontramos muchas voces a favor y en contra de este periodo en el que el bebé duerme entre nosotros para facilitar la lactancia.Las madres y padres siempre queremos lo mejor para nuestros hijos, pero cuando existen acerca del beneficio de una acción concreta o cualquier acción que afecte al bienestar de nuestro bebé, es inevitable replantearse las ideas y valorar la mejor opción. El colecho no es ajeno a polémicas y por ello trataré de explicar más acerca de este tema.

¿Qué es el colecho?

El colecho es cuando el bebé duerme con los padres, y principalmente con la madre por el hecho de que para amamantar resulta más fácil como veremos más adelante. Colecho viene de Co (compartido) + lecho (Cama)=Compartir cama.

Esta práctica se lleva haciendo desde antes de la Edad Media cuando las casas no disponían de varias habitaciones con lo cual no quedaba otra para los padres que dormir con su bebé.

Colecho edad media

En Japón la cultura del colecho sigue estando muy presente, los niños duermen con los padres hasta que ellos mismo deciden dormir en su habitación propia que suele llegar a los 6 años, por lo tanto es un caso bastante más extremo. Tampoco es muy extraño teniendo en cuenta el tipo de cultura, el tamaño de las viviendas y otras variables que hacen que en determinados lugares del planeta sea de lo más habitual.

Ventajas y desventajas del colecho

Como hemos dicho anteriormente, los diferentes puntos de vista hacen que nos fijemos en las ventajas y desventajas de este tema.

 Ventajas

  1. Se facilita la toma de lactancia materna y la producción de leche materna aumenta. El bebé al estar en constante contacto aumentará sus tomas nocturnas y esto favorece la producción. Además al no tener que desvelarte ni levantarte el sueño no se ve tan perturbado.
  2. Se refuerzan los lazos entre padres e hijos al compartir uno de los momentos más tiernos que es el de dormir junto a nuestro bebé.
  3. Las noches son mejores para el bebé que se siente protegido y arropado. Además la respiración de bebé se suele sincronizar con la de sus padres y reduce los riesgos de apnea. Todo esto hará que nuestro bebé sea más activo por el día.

Desventajas

  1. El bebé podría estar asociando dormir con tener la presencia de sus padres lo que en caso de las siestas o dormir en casa de los abuelos puede suponer un problema. La solución sería intentar acostumbrarle a que la siesta es una actividad que debe dominar él solo y que cuando es de noche lo hace acompañado.
  2. Por regla general el bebé reconoce cuando se trata de un momento u otro gracias a que la siesta se hace en la cuna, es decir, en un lugar distinto al de la noche.
  3. La vida sexual de nuestra pareja se podría resentir. Es cierto que la situación deja en un lugar absolutamente olvidado la relación sexual entre la pareja.

Relación entre muerte súbita y colecho

Aquí esta nuestro tema polémico, no solo entre madres sino que también entre especialistas. Algunos estudios indican que aumenta el riesgo de SMSL y otros que todo lo contrario.

Basándonos otra vez en el ejemplo de Japón, la SMSL en esté país tiene una de las tasas más bajas del mundo, por lo que resulta difícil pensar que el colecho es un factor determinante. Incluso podría parecer más peligroso dejar a un bebé solo en su cuna. Pero no vayamos a pensar ahora que es peligroso que tu bebé duerma en su cuna, pues con la información que hoy tenemos, las precauciones necesarias y el sentido común, no tienes por lo que preocuparte.

¿Influye el colecho en la independencia del niño/a?

La respuesta claramente es que no. Siguiendo con el ejemplo de Japón, con 1 año comen “solos”, aprenden a lavarse solos y antes de los 6 meses dejan de usar el biberón, por lo tanto a pesar de dormir con sus padres durante tanto tiempo no parece afectar el futuro del peque.

Influye más que le des mucho amor y que estés presente para él, esto lo puedes realizar con o sin colecho, por lo tanto no influye dormir con tu bebé.

Recomendaciones para dormir junto al bebé

  1. No es recomendado para bebés prematuros  y/o que pesen menos de 2,3kg.
  2. Los padres no deben ser fumadores, obesos mórbidos, ni deben tomar medicación que provoca somnolencia. En caso de enfermedades y cansancio extremo tampoco deberíamos dormir junto al bebé.
  3. Debemos tener atado nuestro pelo si es muy largo y que nuestro pijama no disponga de nada que pueda molestar al bebé.
  4. La cama debe ser suficientemente amplia y a la vez debe ser plana y firme.
  5. La posición adecuada para el bebé es boca arriba, debes evitar que haga demasiada calor y que nada pueda taparle la cara.
  6. Debes proteger los laterales para evitar que se caiga o que pueda quedar atrapado en cualquier hueco.

Existen cunas que amplían tu cama en caso de que no dispongas de una cama suficientemente grande y así podréis dormir junto al bebé con toda precaución. Aquí puedes ver una de ellas.

Para concluir recuerda que eres libre de dormir como quieras y que debe ser un consenso entre la pareja. No tengas miedo a pedir consejo a tu pediatra a pesar de como dije hay detractores de este método. La decisión es tuya y aplicando las medidas de seguridad recomendadas, nadie debería influir en tu decisión, no serás mejor ni peor madre por el hecho de que tu bebé duerma solo o acompañado. Lo importante como siempre es cuidar y darle todo el amor que necesita tu bebé para desarrollarse de la mejor manera posible.

Img: lainformación.com

Elena Galvez

Bloguera Amante de los bebés y la lactancia materna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *