imagen de humidificador

Humidificador para bebé ¿Es necesario?

Sin duda el humidificador para bebés es un pequeño dispositivo que convive, al llegar el invierno, con muchos hogares, pero ¿sabemos para qué sirve o lo que realmente hace? Hoy hablamos de humidificadores y su función en la habitación del bebé.

En el mercado existen diferentes tipos de humidificadores y su funcionamiento es muy sencillo; evaporando agua y lanzando a la habitación del bebé vapor que facilita la respiración, pues regula mejor la humedad del espacio y limpiando en ambiente que respiramos.

¿Por qué no usar el humidificador todo el año?

Podríamos hacerlo, pero lo recomendable es en invierno por diferentes motivos como la humedad de la habitación, ya que la calefacción hacer que aumente la temperatura y disminuya la humedad, convirtiendo la atmósfera en algo más ostil para nuestras vías respiratorias y principalmente las de nuestro bebé.
Otro de los motivos por los que se hace necesario un humidificador en casa en invierno es por la falta de ventilación del hogar o las habitaciones, ya que al hacer más frío, se abre menos las puertas y ventanas y la casa, en general, se regenera menos el aire.
Debes tener en cuenta que la humedad recomendada en cualquier sala o habitáculo es del 50% y eso no se consigue en zonas cálidas ni en sitios donde hay una calefacción.

Estos factores mencionados hacen que se reseque la atmósfera de nuestra casa y por tanto que proliferen los microorganismos responsables de infecciones y resfriados. Por tanto tenemos que mantener el hgar, o al menos la habitación de nuestro bebé, que es donde más tiempo pasa, en un equilibrio constante de humedad.

¿Cómo ayuda el humidificador al bebé?

Pues además de todo lo mque he comentado anteriormente, es decir, una mejor respiración y una ayuda a la hora de combatir microorganismos, los bebés están más protegidos con estos dispositivos de vapor porque evitan irritaciones el la piel y los ojos, partes más sensibles en un bebé.
Sin duda los humidificadores son los mejores aliados para los bebés porque alivian e incluso previenen los resfriados, ayudando a la salud del pequeño, sobre todo en los menores de 2 años en los que no se suele recomendar ningún tipo de medicamento.
Por lo tanto, esta es la lista de beneficios:

  1. Ayuda a prevenir y combatir el resfriado
  2. Ayuda a evitar la aparición de microorganismos, virus y bacterias
  3. Ayuda a respirar mejor
  4. No se resecan las fosas nasales
  5. Evita irritaciones en la piel y en los ojos
  6. Evita la piel seca y que se agrieten los labios

¿Qué modelo elegir?

Pues existen varios tipos de humidificadores: ultrasónicos de vapor frío y vapor caliente:

Humidificador ultrasónico o de vapor frío

Son los usados en clínicas y hospitales y funcionan con ultrasonidos, un sistema que a diferencia de los tradicionales, el vapor de agua lo proyecta con una fina capa de minúsculas gotas de agua mucho más óptimas para nuestra respiración, creando una especie de niebla refrescante y saludable pero que no enfría la habitación.

Ventajas:

  • Consume menos electricidad
  • Son más silenciosos
  • Mejor para nuestras vías respiratorias
  • No queman
  • Limpieza muy sencilla

Desventajas:

  • Cuestan más dinero que los de vapor de agua caliente
  • Necesitan limpiarse habitualmente para evitar la creación de moho y bacterias

Humidificadores vapor caliente

Siguen siendo los más usados, también porque tienen mucho más tiempo en el mercado. Proyectan vapor de agua caliente evitando la acumulación de gérmenes en el propio aparato y ayudándonos a respirar mejor, pero en contrapartida aumentan la temperatura de la habitación de 2 o 3, teniendo que estar atentos para no generar contrastes de temperaturas que afecten a tu bebé.

Ventajas:

  • El vapor caliente impide la acumulación de gérmenes en el propio dispositivo
  • Son más económicos que los de ultrasonidos
  • No necesitan tanta limpieza

Desventajas:

  • Eleva la temperatura entre 1 y 3 grados
  • El vapor de agua quema si pones la mano delante
  • Son menos silenciosos que los de ultrasonido

En definitiva el uso de un humidificador para mejorar la calidad respiratoria de tu bebé es conveniente siempre que el ambiente sea seco, el bebé tenga problemas al respirar o la humedad de la habitación no sea la correcta. El agua debe cambiarse a diario y no debes permitir que se acumulen gérmenes o microbacterias, por lo que limpiarlos a menudo es una buena medida de prevención.

Ahora es el momento de hacerte con uno. Puedes pedírselo a los magos de la navidad.

ver habitación del bebé

Si quieres saber más sobre estos dispositivos, te invito a ver mi vídeo, que aunque hace ya algún tiempo, su contenido es perfectamente válido.

Gloria Exclusivas

Gloria Exclusivas

Más de 10 años ayudando a las mamas y papas a escoger los productos para bebé más adecuados a cada necesidad. Experta en productos para bebes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *