cesárea

Cesárea, la recuperación tras el parto

Después de muchas incertidumbres y dudas ya tienes contigo a tu bebé. Una vez terminado el parto por cesárea comienza la recuperación mientras disfrutas de los primeros días de tu bebé. ¿Estás preparada?La colocación del bebé o su gran tamaño impide a muchas embarazadas dar a luz de forma natural, por lo que se debe recurrir al parto cesárea. Se trata de una incisión quirúrgica en la pared del útero para acceder al pequeño/a y extraerlo. Este tipo de intervenciones no tienen mayor problema, de hecho muchas veces se decide en el último momento para garantizar la seguridad de la madre y el bebé, aunque que duda cabe que si se hace de manera programada mucho mejor.

¿Has vivido una cesárea?

En el caso de haber dado a luz mediante parto por cesárea, tu recuperación será algo más lenta y molesta. Deberás centrarte, además de en los primeros cuidados del bebé, en cuidar la cicatriz, siempre evitando realizar movimientos bruscos y/o hacer grandes esfuerzos. Al principio puede que te agobies un poco por la novedad, pero no te preocupes, es normal. Es cuestión de tiempo y costumbre que todo vaya saliendo mejor y adquieras soltura. Tu bebé necesita que su mamá este bien al 100%, así que solicita ayuda siempre que lo requieras.

Tendrás que tener a alguien cerca las primeras veces al levantarte de la cama, o para recoger objetos del suelo, o simplemente para las tareas más sencilla del hogar. Evita lo máximo posible las acciones y los movimientos que necesiten que te agaches y dobles la espalda. En unas tres semanas estarás como nueva y preparada para esa gran aventura que es ver crecer a tu bebé.

Algunas embarazadas que tuvieron un parto por cesária se lamentan de no haber sentido el esfuerzo de dar a luz por sus propios medios, y por ello se sienten un poco defraudadas, aunque no tenéis por qué sentiros mal, pensar que finalmente todo salió bien y por otro lado os habéis ahorrado los propios dolores del momento del alumbramiento.

Qué debes comer después de una cesárea

Después de un parto cesárea necesitas reponer fuerzas por el desgaste físico que supone y la pérdida de sangre, por lo que debes alimentarte muy bien a base de proteínas que encontrarás en alimentos como las carnes los huevos y los pescados, con lo que acelerarás la cicatrización de tu herida.

El hierro deberá ser tu aliado, por lo que tendrás que ayudarte con un comprimido diario, aunque esto debe recomendartelo el médico.

Por último los cereales y las bebidas como zumos, leche o agua te ayudarán a mejorar tu tránsito intestinal tras haber estado acostada varios días por el post operatorio.

Pronto estarás disfrutando al 100% de tu bebé y la cesárea será cosa del pasado.

Fuente de la imagen: http://ow.ly/KQcfb

Elena Galvez

Bloguera Amante de los bebés y la lactancia materna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *