amamantar es la recomendación del hospital

Los hospitales recomiendan amamantar ¿Seguro?

Amamantar con leche materna es siempre la mejor recomendación que podemos darte, pero sobre todo, tratar de dar el pecho hasta al menos el primer año es vital para el sano desarrollo de tu bebé.

La lactancia materna durante los primeros 6 meses de vida del bebé es fundamental para su crecimiento, pero más allá de este momento y hasta el primer año, continuar dando el pecho supone reforzar para el futuro las defensas del pequeño.

Es verdad que a partir del sexto mes, y coincidiendo con la incorporación de la madre al trabajo, los bebés comienzan a mantener una alimentación mixta (ver mi artículo anterior), pero todas las recomendaciones por parte de instituciones y expertos, aconsejan precisamente eso, que si no puedes amamantar hasta el año, al menos ofrezcas una alimentación mixta para que no deje de tomar leche materna. Entonces, ¿Por qué salimos del hospital con chupetes, biberones, leche en polvo  o muestras de papillas?

¿Nos enseñan a amamantar en los hospitales?

Lo cierto es que sorprende y mucho, que si los facultativos médicos están totalmente de acuerdo con alimentar a los bebés durante el máximo tiempo posible con leche materna, nos regalen una canastilla llena de productos promocionales como papillas, biberones y chupetes. ¿Por qué las marcas mantiene esos acuerdos con los centros médicos públicos y los usan para ofrecernos formas de alimentación alternativas?

para verdaderamente fomentar la lactancia materna sería mejor que nos entregasen un libro sobre lactancia, una almohada para facilitar la posición lactante, o cualquier otra cosa que esté en consonancia con el objetivo, ¿no crees?

Hace unos meses la Academia Americana de Pediatría (AAP) informaba a través de un interesante artículo de las recomendaciones acerca de amamantar al bebé, pero también incluía, por primera vez, las recomendaciones de cara a profesionales sanitarios y hospitales acerca de determinadas rutinas que deberían y que sin duda ayudarían a fomentar la lactancia materna.

Entre estas rutinas encontramos la formación a la madre para dar el pecho a su bebé, no ofrecerle al bebé ningún otro líquido que no sea leche materna, facilitar y fomentar grupos de trabajo que den soporte a las madres para iniciarse en la lactancia, o no fomentar el uso de tetinas y biberones.

Como vemos aún queda mucho trabajo por hacer, pero lo realmente llamativo es que gran parte de este trabajo es por parte de los hospitales y profesionales sanitarios.

Con este artículo me uno así a Juan Revenga y su publicación en 20 minutos “10 claves reales para fomentar la lactancia materna en el ámbito hospitalario.

Imagen de Manuel pacheco

Elena Galvez

Bloguera Amante de los bebés y la lactancia materna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *