la alimentación del bebé

La alimentación del bebé durante su lactancia es un tema muy importante. Durante alrededor los primeros meses de vida, se recomienda que su principal y única fuente de alimento sea la leche materna. Sus órganos no están lo suficientemente desarrollados como para poder afrontar este paso y digerir comida un poco más sólida. Los primeros alimentos que los pediatras aconsejan son los cereales sin gluten. Otros recomiendan empezar con purés.

La alimentación del bebé ¿Cuando comienza?

– Cuarto mes: Hasta el momento, ni el sistema nervioso ni el sistema digestivo de tu bebé estaban maduros para otros alimentos que no fuesen la leche. Pero, algunos pediatras, aconsejan introducir el uso de la cuchara con postres a base de frutas en su alimentación.
– Quinto mes: Tu bebé ya mantiene la cabeza bien erguida y, por suerte o por desgracia, ya sabe aceptar y rechazar alimentos. Es entonces cuando se recomienda empezar con las papillas de cereales.
– Sexto mes: Si el pediatra no te dijo de pegar el paso antes, el niño probará las papillas de frutas. También, se le puede dar a probar el puré amarillo o verde. Cabe destacar que algunos niños tardan días en aceptar la novedad, pero poquito a poco, comienzan a encontrarle el gusto. El puré amarillo se elabora con zanahoria, papa y zapallo, añadiéndole media cucharadita de aceite vegetal. Para el puré de verduras se utiliza acelgas o espinacas hervidas con papa, todo bien molido.
– Séptimo mes: Se empieza a incorporar pequeñas cantidades de yogur natural o queso fresco.
– Octavo mes: Puedes empezar a incorporar el pescado (blanco y sin espinas) y la carne de vaca. En ambos casos, deben de estar cocidos y en puré. También, puede empezar a comer cereales con gluten. Obviamente, deberás de tener en cuenta los antecedentes familiares en cuanto a sus alergias o enfermedades relacionadas con los alimentos.
– Noveno mes: Ya pueden comer yema de huevo cocido mezclada con su comida.
– Décimo mes: Los purés de verduras o papa, al igual que el arroz, se acompañan con unas gotas de aceite de oliva o girasol. El aceite de maíz no es mala opción tampoco.
– Undécimo mes: Llega el momento en el que pueden comerse un huevo cocido entero o mezclado con su puré. Se recomienda no darle más de un huevo o dos por semana.
– Duodécimo mes: Se empiezan a introducir las legumbres, empezando por lentejas.

Las cuatro reglas básicas de la alimentación del bebé

– Introducir un único alimento cada vez y con un intervalo de una semana como mínimo.
– Se empieza con pequeñas cantidades y se va aumentando poco a poco.
– Cuando tu bebé rechace algún alimento, no es conveniente insistir.
No hacer cambios sin consultar con el pediatra.

Totalmente prohibido

En la alimentación del bebé se desaconseja totalmente que los niños coman cualquier tipo de galleta, pan, papillas de avena o trigo. Hace años, no se realizaba la prevención contra la enfermedad celíaca y los padres enseguida incorporaban estos alimentos en su dieta a modo tentempié. Esta medida evita que los niños con propensión genética desarrollen la enfermedad demasiado pronto, momento en el que resulta muy grave. Además, esta desaconsejado también la miel, la sal, el melón, la sandia y todas las coles.

Fuente de la imagen: http://ow.ly/J8Ms6

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *