Tamara Gorro, mamá por gestación subrogada.

Hace uno días vi una preciosa foto donde salían Tamara Gorro y Ezequiel Garay con Shaila su princesa que nació hace apenas una semana a través de un vientre de alquiler.

La polémica está servida, como siempre en nuestro país, las voces críticas y a favor no se hacen esperar cuando se trata de algo, que en principio, podría ser ilegal o poco habitual.

La peculiaridad de este caso es que la niña ha sido fruto de la gestación subrogada, Tamara Gorro y Ezequiel Garay aportaron óvulos y semen, por lo cual como afirmó Tamara su hija tendrá la genética de ambos.

Foto del instagram de Tamara Gorro y su bebé
Foto del instagram de Tamara Gorro y su bebé

Aplaudo a esta pareja que no se ha avergonzado de tener un hijo , vía este método, el cual sigue siendo tabú. Lo decidieron tras varias tentativas utilizando diversas técnicas por tener un progenitor las cuales no resultaron efectivas.

¿Qué es la gestación subrogada?

La gestación subrogada es la transferencia del embrión fecundado “in Vitro” al útero de una mujer (gestante) que por obligación deberá entregar el bebé a los padres y no tendrá ningún derecho sobre este, debido a que previamente se firma un contrato de gestación.

La gestación subrogada debe ser total por parte de la pareja contratante, ya que si la madre gestante aportara sus óvulos estaríamos hablando de gestación parcial, una situación que otorgaría derechos sobre la madre gestante, pudiendo reclamar al bebé, incluso negarse a entregarlo.

Esta técnica del vientre de alquiler me parece una forma más de reproducción asistida, pero no sólo me lo parece a mí, sino que a ojos de la ley también lo es bajo el nombre de gestación por sustitución, pese a no ser aceptada legalmente. Es decir, que está registrado como un método de reproducción asistida pero no lo quieren legalizar aunque  miles de parejas, según estimaciones de la Asociación SNH, recurren a dicha técnica cada año.

La ley aquí, está siendo hipócrita, en España no se acepta y se declaran nulos los contratos de gestación, pero en caso de que el contrato se haya realizado en otro país donde sea legal y la gestación haya sido realizado en dicho país, sí se permite registrar al recién nacido en España, a día de hoy.

¿En qué países se puede recurrir a la gestación subrogada?

Hoy en día, son varias las opciones para acceder a un vientre de alquiler.

Algunos países como Canadá o Australia aceptan que se haga sin dinero de por en medio, otros como Rusia, Ucrania, India y algunas zonas de Estados Unidos permiten que sea comercial.

En el caso de Tamara Gorro la madre gestante estaba en EEUU y el contrato se realiza previo pago. Estados Unidos es el país donde más se realiza debido a que son más de 3 décadas realizando este tipo de contratos y además la ley está muy clara por lo tanto existen bufetes de abogados muy especializados, pero esto también hace que sea el país más caro. Se estima que el precio varía entre los 50.000-100.000 €

Varios países niegan su legalidad por cuestiones religiosas, culturales y éticas, encontramos aquí países como España, Francia, China, etc.

Para concluir,  no debemos olvidar que los padres que recurren a esta técnica no lo hacen por placer, sino que lo realizan debido a problemas de infertilidad. Este problema es bastante duro, con lo cual acudir a esta opción ha sido fruto de varios intentos por obtener un hijo lo que desgasta psicológicamente.

Habrá gente que piense que adoptar es una mejor opción, pero las trabas burocráticas y el largo tiempo de espera, hacen que muchos padres están dispuestos a acudir a la gestación subrogada y tener un progenitor que tenga su propia genética.

El hecho de que no se legalice en España, origina que solo puedan acudir a esta técnica padres y madres con un cierto poder adquisitivo.

Ahora que ya sabes más sobre este tema ¿Que piensas acerca de los vientres de alquiler?, ¿Se debería legalizar en España la gestación por subrogación?

Imágenes: Instagram Tamara Gorro

Elena Galvez

Bloguera Amante de los bebés y la lactancia materna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *