afrontar el segundo embarazo

Afrontar el segundo embarazo

El segundo embarazo a primera vista parece sencillo de afrontar, pero siempre surgen nuevas dudas. No basta con aplicar un manual en base a la experiencia del primer embarazo.Cada embarazo es distinto, al igual que cada mujer es diferente, por eso la experiencia de una madre no es comparable a la de otra, ni siquiera la experiencia de un embarazo a otro en la misma madre. Con este artículo trataré de ayudarte a eliminar esas dudas para que pueda disfrutar de esta segunda maternidad.

Peculiaridades del segundo embarazo.

La principal diferencia en el segundo embarazo es la manera de afrontarlo teniendo ya un hijo. Será un embarazo de 3 en lugar de 2 como en la anterior ocasión. Nuestro primer niño/a va a tener un hermano/a, esto puede generar ansiedad al pensar que no tendremos tiempo y fuerzas para cuidar de todo, pero ya veréis como vuestro primer hijo puede ser un gran aliado para manteneros ocupadas y así aliviar los dolores del embarazo. Vuestro primer hijo seguramente sea vuestro punto de apoyo emocional.

Respecto a los cambios en vuestro cuerpo veréis que el cuerpo tiene “efecto memoria” y nuestro abdomen, a no ser que hayamos realizado miles de abdominales diarios, tendrá mayor facilidad para adaptarse al bebé con lo cual los dolores abdominales se verán reducidos.

El inconveniente de este “efecto memoria” es que a veces ocurre que el cansancio nuestro cuerpo lo asimile con una contracción y por lo tanto puede provocar dolor e incertidumbre al dejarnos pensar que vamos a tener un adelanto en el parto pero no es así.

Pueden presentarse otras molestias en la región de la pelvis debido al desgaste, con lo cual para evitar dolores y molestias, deberíamos reforzar la pelvis para ganar musculatura en esa zona y así estar preparadas para que el segundo parto resulte más fácil.

Un vez llegadas al parto veréis que todo es más fácil, la experiencia que hemos adquirido en el primer parto se hará notar, no nos veremos sumergidas en un mundo desconocido. El hecho de ya haber dado a luz, hará que no haya pre-parto, nuestro cuerpo ya está preparado para la segunda maternidad. Tanto la vagina como el útero, al igual que el abdomen, poseen del efecto memoria, por lo tanto los dolores del parto deberían ser inferiores porque el primer bebé ensanchó los tejidos internos.

Consejos para la segunda maternidad.

Durante la segunda maternidad solemos descuidarnos mucho debido a la falta de tiempo y porque si la primera vez no tuvimos grandes dificultades pensaremos que está todo hecho. No debemos olvidar que siempre debemos cuidarnos porque cada embarazo es distinto y puede tener distintas repercusiones sobre nuestro cuerpo.

Realiza ejercicios específicos para reforzarte físicamente y así evitar que este segundo embarazo conlleve más desgaste físico, busca un hueco para poder hacer algo de actividad cosa que resultará beneficioso tanto para ti como para tú bebé.

La dieta no se debe descuidar, siempre se ha dicho somos lo que comemos, pues intenta convertirte en una mujer sana, esto no sólo se debe aplicar a mujeres embarazas sino que es un consejo que deberíamos aplicar siempre. El segundo embarazo suele provocar acumulación de grasa al no controlar tanto la dieta como en el primer embarazo.

A veces, el hecho de que vayáis a darle un hermano a vuestro primer hijo puede causar incertidumbre al pensar que ya no tendrá vuestro amor, pudiendo surgir celos o comportamientos propios de la envidia. Para evitar este sentimiento en vuestro primer hijo, debéis hablar mucho con él o ella de la llegada próxima de un hermanito al que deberá cuidar y estar pendiente, para hacerle sentir parte del acontecimiento y no dejarle al margen.

Este consejo resulta muy útil; hacer a vuestro niño/a partícipe de esta segunda maternidad, se verá implicado y hará todo lo posible por ayudar y proteger a su hermana/o gracias a que se vio implicado desde el primer día.

Finalmente, quiero recordarte que disfrutes al máximo de tu segundo embarazo, aplicando toda la buena experiencia obtenida durante el primer embarazo y evitando las dificultades, la recompensa valdrá la pena. Ver a tu hijo disfrutando es una gran alegría que todas deberíamos vivir. Si quieres saber más sobre tu segundo embarazo, puedes consultar éste artículo de nuestras amigas de maternidadfacil.com.

Elena Galvez

Bloguera Amante de los bebés y la lactancia materna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *