imagen mamás trabajadoras

Lo que debes saber sobre las mamás trabajadoras

Hoy, como cada 8 de Mazo, celebramos el día de la mujer trabajadora, aunque dentro de ese grupo, nos centramos en las mamás trabajadoras, pues en ellas recae a veces, un mayor carga de trabajo que puede derivar en un estrés incontrolado.

El día a día de las mamas trabajadoras hace muy costosa la conciliación entre la vida familiar y la vida laboral, aunque depende de la ayuda que cada una tenga en casa, pues cuando las tareas se comparten, las mamás trabajadoras padecen menos estrés.

Síntomas comunes de las mamás trabajadoras

Un de los síntomas más comunes en las mamas trabajadoras es la culpabilidad, nos castigamos constantemente por el hecho de dejar al bebé, creando en nosotras una sensación de abandono y por no poder atender todo lo relacionado con el hogar de forma adecuada.

Pero basta de castigarte, diversos estudios concluyen en que los pequeños no se sienten para nada abandonados ni les afecta en absoluto el hecho de no estar con ellos el tiempo que desearíamos. De hecho, los estudios, y en concreto el realizado en la Universidad Macalester, en EE.UU. concluye que el comportamiento de los niños de mamás trabajadoras y el de los niños del grupo mamás amas de casa, que también trabajan, pero entendamos mamá trabajadora la que ocupa un puesto de trabajo fuera de su hogar, no se diferenciaban en nada, es más los niños de mamás trabajadoras sacaban mejores notas en clase y sufrían menos crisis de ansiedad que los niños de las mamás no trabajadoras.

El estrés, como ya hemos mencionado anteriormente, es otro de los clásicos síntomas que podemos encontrar en las mujeres que trabajan fuera de casa y que además deben atender la casa y la atención a sus hijos. Trabajar y criar a los pequeños no es tarea fácil, sobre todo cuando son pequeños. De hecho hay una clara y creciente tendencia de madres que deciden no trabajar a cambio de quedarse en casa para cuidar del pequeño. Y no es extraño que en los próximos años veamos también en nuestro país y en Europa en general esta tendencia, pues el ritmo de vida actual, las exigencias en el mercado laboral y la francamente difícil situación de conciliar la vida familiar con la vida laboral, hace que cada vez más madres abandonen la idea y se dediquen a cuidar del bebé.

Dejar a tu bebé en la guardería a pesar de tener fiebre, convertir cada día en una carrera, y pasar de lo que supuestamente es lo más bonito del mundo a lo más sacrificado y a veces desmoralizador, serán algunos de los momentos que tendrás que vivir siendo madre trabajadora.

En cualquier caso, encontrar momentos del día para una misma, hacer deporte o practicar alguna actividad que te ayude a desconectar es fundamental para no caer en un estado de ansiedad y estrés del que te será difícil salir. Hacer Yoga, running o natación son de los más recomendables.
También debes hablar con tu pareja, incluso antes de tener al bebé, para ver en qué grado de implicación se encuentra a la hora de dedicarse al bebé, una tarea que debería ser compartida por ambos.

Conoce los derechos de las mamás trabajadoras

Las leyes en materia de igualdad y derechos ayuda a conciliar la vida familiar y laboral, y aunque queda camino por conseguir, lo cierto es que contamos con una legislación favorable a la maternidad y la lactancia, que otorga permisos que persiguen el equilibrio entre criar y trabajar.

Permiso de maternidad

Son 16 semanas los que se disfrutan gracias al permiso de maternidad. Semanas seguidas que podrán ser ampliadas en 2 semanas añadidas a causa de un parto múltiple. Las madres pueden dividirse las semanas como quieran, a excepción de las 6 semanas posteriores al parto que son inamovibles. El resto son usadas antes o después del parto, y pueden ser utilizadas tanto por la madre como por el padre, de manera conjunta o por separado, en el caso de que ambos estén trabajando.

Para conocer más en detalle los permisos por maternidad puedes consultar aquí.

Permiso de lactancia

Se trata de un derecho personal, hombre o mujer en caso de que ambos trabajen. Otorga 1 hora para salir del trabajo y dar de mamar al bebé hasta que cumpla los 9 meses. Pero la mayoría de las mamás lactantes trabajadoras terminan su jornada laboral 30 minutos antes o los acumulan para una reducción conforma a la legislación del convenio colectivo o con acuerdo personal con el jefe. Son otras fórmulas que también amparan nuestra leyes.

Ayudas

Una forma de conciliar mejor la vida laboral y familiar es solicitando una ayuda económica que podrás usar para contratar a una persona que pueda cuidar de tu bebé mientras trabajas o una guardería. Si tienes niños pequeños (menores de tres años) y trabajas fuera de casa, puedes solicitar la ayuda del gobierno de 100 euros mensuales, que puede ser cobrada como una deducción en el impuesto sobre la renta anual de 1.200 euros, o con un pago mensual de 100 euros.

Puedes informarte mejor aquí.

Bueno espero haberte ayudado a entender mejor y sobre todo a afrontar con más información tu periodo de madre trabajadora y con ello contribuir a que lo lleves mejor. Mucha suerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *