la mujer embarazada a los 40

La mujer embarazada a los 40

Cada vez es más común el prototipo de mujer embarazada a los 40 años. De hecho, el aumento de edad de las futuras madres es un fenómeno que afecta a muchas más mujeres de las que nos imaginamos. Según el último estudio del Instituto Nacional de Estadística, la edad media para tener el primer hijo gira entorno a los 32 años en España, confirmándose así esta tendencia de tener un hijo cada vez más tarde.

¿Es un riesgo estar embarazada a los 40?

En los últimos tiempos, hemos conocido un avance muy rápido de la tecnología. Este gran cambio nos permite, hoy en día, estar un paso por delante y poder prevenir con facilidad percances mayores. Cierto es que la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia considera madre añosas toda mujer embarazada que supera los 38 años de edad. Una vez cumplido los 38 años, se incrementa el riesgo de síndrome de Down y otras alteraciones cromosómicas en el feto. Pero, con un buen estado de salud de la madre, unas buenas pautas alimenticias y una atención médica correcta y regular, los riesgos disminuyen considerablemente. Por lo tanto, si estás embarazada a los 40 tus hábitos y cuidados deben de ser más exhaustivos para disfrutar de tus 9 meses de embarazo.

Hechos a tener en cuenta

En primer lugar, la mujer embarazada de más de 40 años tiene que acostumbrarse a comer de manera sana y equilibrada. Son más propensas al aumento de peso y deben de controlarlo ya que unos kilos de más pueden acarrear una serie de complicaciones. Por lo tanto, debes de hacer cinco comidas al día con alimentos que contengan proteína de calidad. No olvides que sean equilibradas y poco copiosas para que tanto tu salud como la del bebé estén en perfectas condiciones.
También, cabe destacar que este tipo de mujer corre un mayor riesgo de sufrir un aborto espontáneo y mortinato en comparación a todas las mujeres más jóvenes. El riesgo de aborto espontáneo sólo aumenta con la edad teniendo una probabilidad del 20% de abortar para las mujeres que tienen más de 35 años. Por otro lado, estas mujeres muchas veces se encuentras con una sorpresa inesperada: gemelos. Por último, recordar también que tienen una mayor probabilidad de vivir un parto por cesárea. Esto es debido a que el nacimiento del bebé puede retrasarse más de lo esperado o simplemente para garantizar la seguridad de ambos. Se trata de una técnica utilizada cada vez más y que garantiza resultados.

Fuente imagen: http://ow.ly/MGxv4

Elena Galvez

Bloguera Amante de los bebés y la lactancia materna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *