infección de orina en el embarazo

Cómo prevenir la infección de orina

La infección de orina es otro de los síntomas que puedes padecer durante tu embarazo. Tu cuerpo sufrirá cambios e irán apareciendo ciertos síntomas que afrontarás por primera vez. El síntoma más recurrente es el de la anemia, y el segundo síntoma del que vamos a hablar hoy es es la infección de orina en el embarazo.A estas alturas si estas embarazada o has leído mucho sobre embarazos, ya sabrás que son múltiples los síntomas que se sufren en estado de gestación, aunque no todos son experimentados por todas las mujeres. Uno de estos síntomas es la infección de orina que debe ser tratada cuanto antes en caso de aparición, pero como es mejor prevenir que curar, hoy voy a tratar ayudaros a evitarla antes de que aparezca. Comenzamos con los tipos.

Tipos de infecciones de orina

Existen tres tipos de infecciones: Bacteria asintomática, Cistitis y pielonefritis.

Bacteria asintomática

La bacteria asintomática es la que está presente en la orina y se detecta a través de un cultivo de orina. La primera prueba que hagamos en el ginecólogo nos dará más información de esto, y en caso de estar presente, debemos tratarlo debidamente, ya que localizar esta bacteria puede aumentar el riesgo de daños en el riñón.

Tu médico o ginecólogo te prescribirá los adecuados antibióticos para combatir esta bacteria y se recomienda hacer esta prueba urinaria cada 3 meses para prevenir y curar cualquier infección de orina que pueda complicar tu embarazo. En el caso de que hayas padecido esta bacteria, deberías realizar la prueba cada mes.

Cistitis

Esta infección se da en la vejiga y sus síntomas son:

-Ganas repentinas de hacer “pipí” y siendo difícil contener esas ganas. (Síndrome Miccional)
-Dolor al orinar.(Disuria)
-Quemazón y dolor en el bajo del viente al terminar.
-Sangre en la horina.(Hematuria)

Por regla general ocurre en el segundo trimestre del embarazo, por lo tanto no dudes en acudir y contarle los síntomas a tu ginecólogo para que te recete antibióticos y eliminar así las bacterias para no alterar tu estado.

Pielonefritis

Esta infección es la que se da en los riñones, y su aparición se produce normalmente durante el segundo y tercer trimestre del embarazo. Se produce principalmente por un mal tratamiento de las bacterias asintomáticas. El riñón derecho suele ser el más afectado con un 50% de probabilidades, el izquierdo un 25% y que la infección se desarrolle en ambos a la vez otro 25%.

Los síntomas son idénticos a los que ocurren con la cistitis, pero esta vez le sumamos la aparición de fiebre, sudores, escalofríos y dolor en la zona lumbar.

Cuando la infección en el riñón sea detectada, lo que se suele hacer es mantener en el hospital hasta que desaparezca la fiebre y hayan pasado 48h y estaremos bajo receta médica durante alrededor de 14 días lo cual nos será remitido por el doctor que nos trate.

En los 3 casos existe riesgo de parto prematuro, por lo tanto no debemos tomar a la ligera ninguna de ellas y ante cualquier duda consulta tu ginecólogo el cual será quien te proporcionará todo lo que resulte conveniente de aplicar

¿Cómo prevenir la infección de orina en el embarazo?

Algunos consejos de prevención para que los apliques durante tu embarazo:

-Bebe mucha agua (3L mínimo)para ayudar a diluir y evitar que las bacterias actúen en nuestra vejiga.
-Toma vitamina C debido a que ayudará a impedir la vegetación de bacterias.
-Cuando vayas a mear, límpiate desde delante hacia atrás para evitar el contacto de bacterias del ano.
-En caso de ir a la piscina o de ducharte, sécate cuanto antes.
-Después de mantener relaciones sexuales, límpiate cuidadosamente el área genital y si puedes mea, para eliminar toda bacteria.
-Evita usar desodorantes vaginales y jabones anti-bacterianos que tendrán mayor probabilidad de infectarte.

Cuanto más vayas a orinar mejor porque así estarás depurando más a menudo las bacterias, pero no solo debes beber agua sino que puedes tomar bebidas hidratantes, como “Aquarius”, o zumos que te proporcionarán hidratación y te repondrán de los nutrientes y sales minerales que evacues al orinar.

En cualquier caso o incidente que te resulte anormal acude a tu ginecólogo y no dudes en comentárselo. El será el responsable de ti para hacerte las pruebas necesarias y te dará la medicación necesaria para que la infección de orina en tu embarazo no de lugar a complicaciones.

Elena Galvez

Bloguera Amante de los bebés y la lactancia materna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *