gimnasia para embarazadas

Gimnasia para embarazadas. Natación

La gimnasia para embarazadas, además de ser una fuente de salud garantizada para el futuro bebé, es una manera excelente de regular el aumento de peso de la embarazada. Hoy hablamos de la natación durante el embarazo. La natación se encarga de evitar la incómoda sobrecarga de piernas y espalda, sobre todo en el último trimestre del embarazo. Se trata del deporte más completo y relajante para futura madre disminuyendo la ansiedad, ayudando a dormir mejor y favoreciendo su circulación sanguínea. Además, los expertos coinciden en que se puede realizar de principio a fin del embarazo.

¿Por qué la natación es ideal durante el embarazo?

En el agua sólo pesas una décima parte de tu peso real por lo que la capacidad de movilidad es muy amplia. Al practicar gimnasia para embarazadas dentro del agua realizas un número de ejercicios que en seco serían muy complicado, incluso imposibles para ti. La suavidad de los movimientos en el agua hace que tus articulaciones apenas se resientan y gracias a la posición horizontal no hay sobrecarga en ninguna zona del cuerpo. También, reducirás los dolores de espalda comunes durante el embarazo gracias a los constantes estiramientos que realizas al nadar.

¿Cuáles son los beneficios de la natación?

Los ejercicios para embarazadas aeróbicos hacen que mejore tu sistema respiratorio, que haya menos presión sobre el nervio ciático y que la circulación de la sangre llegue mejor al feto. Al activarse y mejorar la circulación, evitarás las molestas y antiestéticas varices, así como la retención de líquidos. La zona del recto también se libera de presión, por lo que si tienes hemorroides es posible que mejoren.

Como en todo los deportes, los efectos son relajantes y satisfactorios. Te sientes emocionalmente positiva y consigues mejorar tu flexibilidad. Lo más importante es que estés activa disfrutando de un ejercicio moderado. Evita los deportes de contacto y opera por los paseos de unos 30 minutos, la bicicleta de forma muy pausada y alguna técnica de relajación como el yoga o el tai chi. Recomendamos que antes de realizar cualquier tipo de actividad durante el embarazo consultes con tu especialista.

Otras disciplinas de gimnasia para embarazadas

Si por cualquier motivo no te ves capacitada o simplemente no te apetece la natación, puedes practicar pilates para embarazadas o yoga, que también son muy recomendables y que pronto hablaremos de ellas en nuestro blog.

Fuente de la imagen: http://ow.ly/LD4VC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *