el momento de romper aguas

El momento de romper aguas

Es el síntoma inequívoco de que el parto es inminente. Romper aguas es uno de los momentos más temidos por las embarazadas. Hoy vemos algunas cuestiones relacionadas con el gran momento.

¿Cómo se rompe aguas?

Es el momento en el que la bolsa o saco de líquido amniótico en el que el bebé ha estado desarrollándose hasta el momento, se rompe. De los genitales de la futura madre emana un líquido claro, transparente o amarillo, tenue de forma continua y que aumenta con el movimiento, por lo que es fácil de diferenciarlo de la orina.

¿En qué semana se produce?

Si esta rotura se produce pasada la semana 37 del embarazo, es síntoma claro de un parto inminente, pero en ocasiones esta rotura puede ocurrir antes de tiempo. En este último caso, tu médico seguramente realizará tu ingreso hospitalario, con un tratamiento a base de corticoides, para intentar retrasar el parto y que el embarazo llegue a su término, ayudando al completo desarrollo pulmonar del bebé.

Si rompes aguas antes de la semana 37, tu ginecólogo realizará una exploración para ver si el trabajo del parto ha comenzado; normalmente las contracciones inician pasadas 12 horas desde la rotura de aguas. En el caso de que hayas roto aguas y, pasado ese tiempo, el parto en sí no ha comenzado, se te tratará con oxitocina para acelerar el proceso.

Síntomas

Es importante identificar los síntomas que garantízen que se trata del momento del parto. El color del líquido amniótico es importante: como antes indicábamos, ha de ser de color claro; si es verde puede indicar presencia de meconio (la primera deposición del bebé) y si es de coloración oscura puede ser síntoma de sufrimiento fetal, por lo que en ambos casos es muy importante acudir al hospital con urgencia.

Otro síntoma por el que se puede interpretar que ha llegado el momento es cuando el cuello del útero se dilata y provoca el desprendimiento del tapón mucoso. Seguramente será lo primero que veas, una sustancia espesa y viscosa, secretada por las glándulas del canal cervical, que inteligentemente tapona la entrada al cuello del útero para proteger al feto de posibles infecciones.

Si eres primeriza, el bebé se habrá colocado en la parte más abajo de la pelvis para comenzar su salida en el momento del parto, pero si ya has tenido hijos, este movimiento pre parto del bebé, puede producirse un poco antes del parto.

Y por último las famosas contracciones. Cuando se producen de forma continuada y regular y cada vez son más intensas, indican que estás dilatando y por tanto el parto es cuestión de horas.

Sugerencias

En cualquier caso sigue este proceso al romper aguas: mantén la higiene, ponte una compresa y acércate lo antes posible a tu hospital: ¡tu bebé está en camino!
A otras mujeres embarazadas les puede ocurrir el caso contrario: que se inicie el parto y no haber roto aún aguas; no te preocupes, el equipo sanitario procederá a hacerlo.

Imagen: https://www.flickr.com/photos/mejiaperalta

Elena Galvez

Bloguera Amante de los bebés y la lactancia materna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *