embarazo en verano

Cómo sobrevivir al calor del verano en el embarazo

Si tu situación es de embarazo, seguramente te enfrentas a la peor etapa por culpa del asfixiante calor de algunas zonas de nuestro país durante el periodo de verano. Hoy quiero darte algunas claves para sobre llevarlo.

Aguantar el calor del verano es difícil para la mayoría de las personas, pero en un embarazo se hace todavía más cuesta arriba. Las altas temperaturas que llegamos a alcanzar en muchas zonas de España junto al sobrepeso y los síntomas del embarazo, hacen muy complicado salir a la calle o simplemente estar en casa.

Cómo mejorar el embarazo durante el verano

Hidratarse. Lo ha dicho en otras ocasiones pero no me canso de repetirlo. Aunque no tengas sed tienes que beber mucha agua y a ser posible fresquita, que no fría de congelación. también son muy recomendables las frutas con alto contenido en agua como la sandía.

Ropa Ligera. Prendas suaves, de algodón, y que ventilen, es decir, anchas y ligeras para evitar que tu cuerpo aumente la temperatura más de la cuenta.

Movilidad. Aunque seguramente es lo que te pide el cuerpo, evita estar todo el día sentada, y cuando lo hagas, mantén las piernas en alto para reactivar el retorno venoso.

Ventilar la habitación. Al llegar la hora de dormir en verano te enfrentas a una desesperada situación que te hará perder los nervios; la postura para dormir. El calor acumulado por el día parece que se hace más presente en el momento de irte a la cama. Mi consejo es refrigerar o ventilar la habitación antes de irte a dormir y tomar una ducha de agua fría antes de acostarte para conseguir conciliar el sueño.

Alimentos. Aquí debes hacer una lista con los alimentos con un claro contenido en sal, pues no debería tomarlos para evitar retener más líquido. Infórmate de cuáles son esos alimentos consultando en Internet y en las etiquetas de los productos.

Actividad. Entre tu actividad diaria deberías darte un baño en el mar, la piscina o la bañera a diario, y a ser posible varias veces, porque así llevarás mejor la pesadez del embarazo en verano, aliviando el peso y refescándote para combatir el calor. También es muy recomendable meter los pies y las piernas en agua fría en el mismo bidé de tu casa.

Proteción. La prolongada exposición al sol es nociva para todos, pero especialmente para la embarazada, ya que su piel es más sensible durante el tercer trimestre por los cambios hormonales, estando más expuesta a la aparición de manchitas en la piel o melasma. El efecto del sol potenciaría la aparición de estas manchas en la piel, por lo que te recomiendo que evites su exposición y sobre todo en las horas de más calor.

Deporte. Hacer deporte o alguna actividad física durante el embarazo es lo más recomendable que hay, pero en verano puede ser un problema por las temperaturas. Lo ideal es cambiar tu actividad deportiva por la piscina y actividades acuáticas. Cambia tu caminata diaria o tu sesión de yoga por una piscina y evita así producir sudor y consigue una mejor movilidad y estado físico, ya que el agua y su flotabilidad permiten una sensación de relajación y liberación del peso que además disminuye la presión sobre el nervio ciático.

Bueno solo queda decirte que si con estos consejos he ayudado a que te encuentres mejor durante el verano, estupendo, es lo que quería. Además, también recordarte que ahora con tus compras tienes sombrilla de regalo. Ver Aquí. Hasta el próximo artículo sobre el embarazo.

Elena Galvez

Bloguera Amante de los bebés y la lactancia materna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *