consejos sobre sillas de coche para bebés

Las sillas de coche para bebés salvan vidas

El uso de la sillas de coche para bebés puede reducir mucho las consecuencias de los más pequeños en accidentes fatales. Todos los años se producen accidentes de tráfico con graves consecuencias para los bebés.Las sillas de coche para bebés son uno de los productos más importantes que afectan directamente a la seguridad de tu bebé. Los niños deben por ley viajar en estos asientos de seguridad ya que aseguran su integridad física en caso de accidente pero también ayudan a controlar el mal comportamiento del niño, evita mareos y distrae mucho menos al conductor.

Tipos de sillas de coche para bebés

Es importante antes de comprar cualquier silla para el coche que compruebes que se adapta correctamente al modelo de tu vehículo. Existen varios tipos de asientos:

Asientos para bebés únicamente:

Estos asientos miran solamente hacia atrás, son pequeños y portátiles. El bebé podrá usarlo hasta que pese unos 10 kg aproximadamente.

Asientos de seguridad convertibles:

Estos asientos, mucho más comunes, se pueden usar tanto mirando hacia atrás como mirando hacia adelante. El asiento debe de estar mirando hacia detrás hasta que su bebé cumpla los dos años de edad.

Asientos combinados

Se pueden usar después de que el niño haya alcanzado el límite para asientos que miren hacia atrás y tenga los dos años de edad cumplidos. Debe utilizar el arnés de cinco puntos hasta que alcance el límite máximo de peso.

Le recordamos que un arnés de cinco puntos ofrece una protección mayor al cinturón de seguridad común. Otra opción son los asientos altos infantiles. Estos asientos son muy cómodos puesto que permite utilizar libremente los cinturones de seguridad que vienen incorporados en el vehículo.

Por último, algunos coches vienen con asientos incorporados que los niños podrán utilizar una vez cumplido los dos años y superado los requisitos de pesos y altura otorgados por la ley.

¿Dónde hay que colocar el asiento de seguridad?

El asiento central trasero es la opción más segura. Se trata del sitio que está a una mayor distancia de las puertas, favoreciendo su protección en caso de impacto lateral, y tiene menos probabilidades de sufrir lesiones graves. Además, es el asiento con mejor visibilidad para el conductor, de manera que podrá vigilarlo con mayor facilidad. Después, el asiento trasero derecho es la segunda mejor opción. El contacto visual es muy bueno por parte del conductor con el pequeño y garantiza un acceso seguro desde la acera, para poder colocar al niño sin ningún tipo de prisas.

¿Cuándo empezar a utilizar el cinturón de seguridad?

En España, la ley dice que los niños deben utilizar estos asientos de seguridad hasta medir 135cm de altura. Por lo tanto no hay que tener prisa en cambiar al cinturón de seguridad. Los niños deben usar sillas de coche para bebés hasta que el cinturón ajuste correctamente pasando la parte superior del cinturón por encima de la clavícula y por encima del esternón y la parte inferior debe apoyar en la parte superior de los huesos de las caderas. Además la cabeza del niño tiene que estar protegida por el reposa cabezas del vehículo.

Otro requisito importante es que cuando el niño este sentado sus rodillas lleguen hasta el borde del asiento. Si el niño se escurre o no tiene la espalda bien apoyada durante un viaje es porque no está preparado para pegar dar el salto al cinturón de seguridad.

Espero que estos consejos te ayuden a entender mejor las diferencias entre los diferentes tipos de sillas de coche para bebés.

Fuente de la imagen: http://ow.ly/IPf5U

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *