diferencias en las mochilas portabebes

Mochilas portabebes ¿a favor o en contra?

Seguridad y comodidad se unen para dar vida a las mochilas portabebes, el modo más cómodo de proteger y llevar a todas partes a tu bebé, pero no todo el mundo está de acuerdo con ellas.

Es el producto para bebés más deseado por los papas, un marsupio de bebé o mochila portebebe con la que transportar al pequeño a todas partes manteniendo las manos libres y repartiendo el peso de forma cómoda. A los padres les encanta porque, además de aportar contacto físico, ayuda a mejorar lazos afectivos, regular la temperatura del pequeño, estimular su motricidad y facilita la lactancia natural en cualquier lugar, entre otras muchas ventajas. Además, reduce molestias en brazos y espalda porque el peso del bebé se divide perfectamente por todo el tronco, recayendo la mayor carga en la cadera.
Pero no son del gusto de todos, ya que las personas que no están favor del uso de las mochilas portebebes defienden que son productos que generan problemas en el desarrollo de los pequeños. Problemas en la espalda o en la cadera son las principales causas de su rechazo. Lo único que os puedo decir es que en verdad su uso prolongado no es recomendable, pero mi experiencia con ellas no ha sido mala. Lo más importante, como nos comenta Gloria en el siguiente vídeo, es mantener al bebé abrazado o de cara a la persona que le transporta, y ponerlo hacia delante solo en momentos en los que el pequeño esté muy activo y tenga la necesidad de mirar lo que ocurre a su alrededor, eso sí, sin usarlo de este modo de manera prolongada. De todos modos, ahora podemos elegir, como veremos más adelante, entre las convencionales y las ergonómicas.

Ventajas de las mochilas portabebes

Además de las ya mencionadas, las mochilas portabebes disminuyen el nivel de estrés de los papas y hacen que los bebés se sientan más protegidos y que lloren menos que cuando los transportamos en carritos de bebe o sillas de paseo.
Es el momento más placentero para los padres, ya que por regla general son los que menos horas pasan con sus bebes sobre todo en el primer año de vida, ya que la lactancia y cuidados son más una labor de mamá durante sus primeros meses.
Caminar, salir al campo, ir a la playa, son actividades que se convierten en sencillas gracias a las ventajas que proporciona el portabebes.
Son fáciles de colocar, ligeros y ajustables al tamaño de la espalda o el cuerpo de quien los transporta.

Tipos de mochilas portabebes

Normales o clásicas

Son las que conocemos hasta la fecha, con diferentes posiciones para el transporte, de cara al adulto (desde el nacimiento) o posición de espaldas al adulto (desde el cuarto mes). Los tejidos son lavables y transpirables y cuentan con diferentes correas ajustables para mejorar la comodidad de ambos. Cuelen tener relleno acolchado y respaldo reforzado para mantener la espalda del bebé erguida. Las piernas y brazos del bebé cuelgan y apoyan todo su peso sobre su zona genital. No es recomendable su uso más de 2 horas seguidas.

Mochilas Ergonómicas

También son lavables, transpirables y regulables pero la gran diferencia es está en la zona donde apoya el peso del bebé y la postura que adopta al ser transportado. El bebé apoya todo su peso sobre su culito, en lugar de su zona genital como en las mochilas portabebes comercializadas hasta ahora. Al apoyar sobre su culito, las piernas no cuelgas y su postura favorece el desarrollo de su cadera y la posición de su espalda, sobre todo los primeros meses. La postura es sentado con piernas abiertas, cadera flexionada y rodillas ligeramente por encima de las nalgas. Este tipo de marsupios no permite colocar al bebé de cara al sentido de la marcha y el propio culete y espalda del niño le dan forma de la mochila, asegurando una mayor comodidad y evitando posibles problemas en cadera y piernas.

Pañuelos portabebes:

Digamos que se trata del auténtico origen del marsupio o mochila portabebe, a partir del cual surgieron los modelos que hoy conocemos. Son más de 2 metros de tela de algodón y representan el sistema más cómodo para padres y niños, pero tiene dos inconvenientes: Su uso en verano no es recomendable por el calor que desprenden y que su colocación es compleja y requieren de una cierta habilidad y práctica.

Otro aspecto que debes tener en cuenta antes de comprar una mochila portabebes es el peso de tu bebé y el tiempo que deseas usarla. Existen en el mercado hasta 9 kilos o hasta 16 aproximadamente. Antes de comprar asegúrate que es adecuada para el peso y la edad de tu bebé.
De una forma u otra, lo que está claro es que la mochila portabebes es uno de los productos para bebé más practico, sobre todo a la hora de irte de vacaciones con el bebé y poder moverte con libertad.

Imagen: https://flic.kr/p/dp7jNf

Gloria Exclusivas

Gloria Exclusivas

Más de 10 años ayudando a las mamas y papas a escoger los productos para bebé más adecuados a cada necesidad. Experta en productos para bebes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *