motivos por los que un bebé no para de llorar

Mi bebé no para de llorar

Es fácil encontrar a mamás desesperadas gritando “mi bebé no para de llorar”. El llanto de un bebé puede convertirse en un tema muy complicado para cualquiera de las madres, sobre todo para las primerizas. Pueden llegar a ser muchos los motivos por los que tu pequeño llora.Si tu bebé no para de llorar lo primero que debes hacer es localizar el problema, es decir, averiguar el motivo que provoca esta situación que puede convertirse en algo verdaderamente crispante tanta para ti como para tu bebé.

Aquí te dejo algunas recomendaciones para que puedas conseguir frenar de la mejor manera posible el llanto de tu bebé.

Motivos por los que un bebé no para de llorar

Hambre

La mejor manera de comprobar si tu bebé está hambriento es introduciendo un dedo en su boca. Si comienza a succionar significa que es la hora de alimentarle. Este es el primero de los pasos para comprobar si tu bebé no para de llorar porque tienes que cubrir su necesidad más básica como es la alimentación.

Fiebre

La fiebre en los más pequeños varía con mucha facilidad a esas edades. Están viviendo un gran cambio y con cualquier variación del tiempo, por mínima que parezca para nosotros, pueden ponerse malos. Si la fiebre es superior a 38ºC acude al servicio de pediatría para su observación.

Cansancio

Cuando tu pequeño se frote los ojos, se toque las orejas o esté más irritable que de costumbre significa que está cansadito y que debes llevarle a la cuna a echar una cabezadita. ¡Estate atenta!

Escoceduras

Las irritaciones de la piel producidas por la humedad de las heces y/o la orina pueden llegar a ser muy dolorosas e incomodas para tu hijo. Por lo tanto, es muy importante cambiar cuando sea necesario el pañal a tu bebé.

Frío o calor

Una de las asignaturas pendientes del cuerpo de los recién nacidos es regular la temperatura. Hasta que no cumplen unos años no saben. ¡Hay que estar muy al tanto de cómo se siente!

Cólicos

Los gases son muy comunes durante los tres primeros meses de vida del lactante. Se recomienda colocar al bebé en la postura llamada “el tigre en el árbol” o aplicar un masaje en la barriga.

Aburrimiento

En estos casos lo mejor es la estimulación a través de la voz. Algo que funciona es hablarle en un tono suave, subir ligeramente y volver a bajar.

Molestias

Recuerda que aún no saben cómo expresarse. Entonces, les resultará difícil comunicarte cuando algo le molesta. ¡Tienes que pensar que te molestaría a ti! En ocasiones las etiquetas de la ropa o los hilos sueltos en calcetines pueden ocasionarle molestias.

Dolor

La obstrucción nasal es muy frecuente en los lactantes. Si detectas que tu hijo tiene mucosidad puedes comprarle una cánula, introducirla en su nariz y aspirar.

Asustado

Las visitas de familiares y amigos pueden atosigar a tu bebé, por eso es recomendable regularlas, aunque tampoco es necesario que le sobre protejas, ya que tiene que acostumbrarse a las voces, los ruidos y los sonidos del mundo real y sobre todo de tu entorno.

Al principio te parecerá más difícil pero seguro que cuando cojas un poco de experiencia y estés atenta a todas las señales que te envía tu bebé, verás enseguida cuál es el motivo por el que llora tu bebé y sabrás cómo reaccionar.

Fuente de la imagen: http://ow.ly/KhpjE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *