La importancia de los Juegos para bebés

Juegos para bebés.

Cada vez es más frecuente ver padres que le dan a su bebé el teléfono para mantenerlo ocupado, pero existen muchos juegos para bebés que lo estimularán, le harán reír y que te harán disfrutar de grandes momentos con él.

Un bebé, por muy pequeño que sea, está atento a todo lo que pasa a su alrededor porque somos de curiosidad innata. Esta curiosidad y esas ganas de aprender, harán que nuestro bebé vaya desarrollando su cerebro a base de información la cual irá clasificando y analizando.

No debemos olvidar que cada bebé tiene su propio ritmo de aprendizaje con lo cual los juegos de bebés se deberán a ir adaptando a su crecimiento.

Juegos para bebés por meses

Juegos para bebés de 0 a 4 meses

El bebé recién nacido apenas podrá interactuar, por lo tanto debemos transmitirle estímulos sensoriales, sonoros y visuales.
Aunque no lo parezca uno de los primeros “juegos” será ofrecerle nuestras manos y dedos para que los coja y juegue con ellos descubriendo así una forma de descubrimiento y entretenimiento que le será muy agradable.

Podemos acercarnos a él con la cabeza a unos 20-30 cm, porque es hasta donde llega su capacidad visual, y así empezará a conocer el rostro de su mamá o papá descubriendo un mundo de formas y texturas.

Aunque no hayamos nacido para ser cantantes podemos empezar a cantarle alguna canción, contarle lo que pasa a nuestro alrededor o que tenemos previsto hacer, para así crear un vínculo con el bebé con el que acostumbrar al recién nacido a nuestro vocabulario y forma de expresión.

Como sabrás los bebés pasan mucho tiempo en su cuna, alrededor de 15h al día, con lo cual puedes meter en su cuna algún peluche blandito o figurita que cumpla la reglamentación y se adapte a su edad.

Nunca debemos olvidar sacar al niño un poco de casa para que vaya escuchando, oliendo y descubriendo el mundo que le rodea. Los rayos de sol y el aire puro son especialmente necesarios para su piel, aportando vitamina D, pero siempre con las medidas necesarias cuando la climatología es extrema para él, es decir, ni mucho calor ni mucho frío.

Juegos de 4 a 7 meses

Como habéis visto, o veréis, el niño ya empieza a ser más activo.

Debemos seguir con la estimulación aunque en este caso será más avanzada, ya podemos empezar a hacerle volar (siempre que se ría y no llore) y sobre todo observar que tenga la cabeza recta.

Podemos realizar algunos juegos que impliquen mover las articulaciones y los músculos,  pese a que aún no pueda realizarlos por si solo, pero nosotros le ayudaremos para que se vaya fortaleciendo y que su cerebro vaya asociando movimiento y estimulación.

Cuando pueda sentarse, en el parque o en la playa, podemos hacer que toque la arena y empiece un a descubrir, aunque siempre deberemos vigilar que no se meta arena en la boca ya que como descubrirás, le gusta llevárselo todo a la boca para descubrir si es algo comestible y que sabor tiene.

Un ejercicio que le ayudará a fortalecer su cuello y que le ayudará a gatear con el tiempo es ponerle sobre la barriga un ratito al día, lo mejor es hacerlo encima de una superficie blanda, como tu cama, y nunca dejarlo sin vigilancia. Durante este tiempo de “ejercicio” puedes entretenerlo con algún cuento o poniéndole juguetes para que no se aburra de estar así y tu trabajo será observar como se siente más cómodo.

Entretenimiento de 7 a 10 meses.

Hemos llegado al periodo donde empezará a moverse cada vez más lejos debido a que aprenderá a gatear.

Durante esta fase, una de las cosas que fascina al bebe es observar cómo acciona por si solo, sonidos o luces que responden a la acción de pulsar sobre un juguete musical. Los juguetes musicales son un fantástico estímulo para ellos. Ojo, no confundir un juguete con un teléfono móvil, ya que la luz de las pantallas de los teléfonos móviles actuales son muy intensas y podrán dañar la visión del pequeño. No es difícil encontrar a padres que entregan su teléfono móvil al bebé o las llaves del coche para entretenerlo. Además es mejor entregarle siempre objetos que reconozca como suyos para una correcta educación en ese sentido.

En cualquier caso, no es aconsejable dejar al niño demasiado tiempo delante de una pantalla, aunque sea de juego, tienes que intentar estimular todos sus sentidos, usando todas las funciones del juguete, oído, tacto, etc.

Otros juegos que podemos poner en práctica con nuestro bebé es lanzar una pelota al cielo y cuando caiga realizar algún ruido (este truco no falla) lo que le fascinará y le hará reír, la repetición es clave y si le gusta estará queriendo que lo hagas sin parar, por ello puedes ir cambiando a otros juegos como esconder algo o esconderte tu misma y que el bebé busque para fomentar su capacidad de recuerdo y su imaginación.

Con este artículo pretendo ayudaros a realizar juegos para bebés, pero no debemos olvidar que cada bebé tiene un ritmo de aprendizaje distinto y debemos ser creativos para estimularlo, seguramente descubriréis otras formas para jugar y hacerle reír. Ver a nuestro bebé sonreír es algo que nos aporta felicidad,  con lo cual adelante y a disfrutar junto a vuestro bebé.

Y tú, ¿qué juegos realizas con tu bebé?.

Elena Galvez

Bloguera Amante de los bebés y la lactancia materna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *