Influencia de las golosinas y Chucherias en los niños

Las golosinas son productos alimenticios totalmente industrializados que contienen un alto nivel de azúcar, la influencia de las golosinas en los niños causa satisfacción, pero no les proporciona el valor nutricional correcto para tener una vida saludable. Estas suelen ser adictivas, con mucho colorante y se asimilan rápidamente.

Es importante que a los niños desde muy pequeños se les enseñen buenos hábitos alimenticios, para que su desarrollo sea sano y equilibrado y de esta manera prevenir el sobrepeso y otras enfermedades que perjudiquen su salud.

Por qué perjudican las golosinas

Estas afectan en un aspecto psicológico, ya que muchos adultos vinculan premiar con chucherías y el niño se acostumbrará a eso por cualquier cosa que haga. Por otro lado, se encuentra el aspecto orgánico, el cual perjudica el organismo debido a las sustancias nocivas que alteran el sistema inmunológico y el proceso de digestión adecuado.

Factores que afectan por causa de las golosinas

Las grasas y las calorías

Estos nutrientes son necesarios para el organismo, sin embargo, al exceder su consumo ayudan a favorecer el sobrepeso y la alteración normal de los valores del colesterol. Para evitar esto, es recomendable limitar las cantidades y sustituir por otras opciones que contengan menor valor calórico.

Las caries dentales

La mayoría de los niños siempre están consumiendo golosinas, las cuales crean bacterias en la boca, que al tener contacto con los dientes se forman los ácidos orgánicos dispersando las partes inorgánicas que protegen la dentadura y permiten la formación de las caries.

La inapetencia

Esta se produce por el consumo de alimentos con un alto nivel de azúcar de manera desproporcionada, causando el retardo de la evacuación gástrica. Por lo tanto, se deben evitar las golosinas entre comidas.

Consejos para evitar el exceso de golosinas

  • Aumentar el consumo de agua y disminuir las gaseosas.
  • Limitar las chucherías fritas y saladas.
  • Impedir que los niños consuman dulces entre comidas para evitar la inapetencia y las caries dentales.
  • Consumir helados que no contengan colorantes fuertes.
  • Acostumbrarlos a comer barritas de cereales, ya que son altos en fibra.
  • Reemplazar los jugos en polvo y las gaseosas, por limonadas y naranjadas.
  • Aplicar hábitos alimentarios dentro del hogar con comidas nutritivas y saludables, evitando los productos industrializados.
  • Cocinar más en casa y disminuir la compra de la comida en la calle.

Evitar comprar dulces con sabor a frutillas, estas contienen carmín y su alto consumo puede producir rinitis, alergias en la piel o dermatitis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *