recién nacido enfermo icteria

Una foto de su recién nacido en Internet le salva la vida

Subir una foto de tu recién nacido a una red social es cada vez más habitual. Compartir tu alegría con los demás es además una gran satisfacción para la mayoría, pero, nuestro protagonista no podía imaginar lo que le iba a sucedes.

Subir la foto de tu recién nacido a Internet puede servir para dar a conocer la noticia, para mostrarle el bebé a tus amigos o para decirle al mundo que ya está en tus brazos lo que más quieres, pero, Vespera23, que así es como se denomina este usuario en el marcador social de noticias Reditt (algo parecido a una red social), no podía imaginarse lo que estaba a punto de sucederle.

La historia del recién nacido salvado por su foto

Resulta que este padre subió una foto del primer baño de su bebé, una linda niña que se daba a conocer a través del perfil de su padre en Reditt. Rápidamente su muro se llenó de felicitaciones y bromas de sus amigos que comentaban con agrado la imagen, pero entre todos los comentarios, el padre se fijó un uno concreto.
Era el comentario de un pediatra que alertaba del color amarillento de los ojos del recién nacido. En concreto el comentario decía lo siguiente:

“¿No tiene los ojos un poco amarillos? Es lo que me parece, pero es difícil de decir porque la imagen ya es un poco amarillenta de por sí. Probablemente no sea nada, pero puede ser un síntoma de ictericia del recién nacido. Si tiene la piel y los ojos un poco amarillos, quizás deberías ver a un médico. Soy un pediatra un poco paranoico, de ahí mi preocupación“.

En ese momento el papá comenzó a preocuparse por el comentario del pediatra y decidió llevar al médico a su bebé, quien posteriormente trató a la pequeña y evitó un mal mayor.

Se trataba de icteria en el recién nacido, o lo que es lo mismo, altos niveles de bilirrubina en la sangre. Cuando el bebé no hace de vientre y su color de ojos y piel se tornean amarillentos, es un claro síntoma de que su hígado no está funcionando bien porque aún no es capaz de descomponer ese exceso de bilirrubina.

Esto que parece algo complicado es bastante normal y no requiere más que una revisión a tiempo del pediatra, pues tener niveles altos de bilirrubina puede causar graves daños al cerebro generando parálisis cerebral, sordera y kernícterus, aunque no debemos alarmarnos, la mayoría de veces no requiere tratamiento y suele pasar en una o dos semanas.

De no haber publicado ese pediatra su comentario en el muro de Vespera23, no sabemos que hubiese pasado, pues efectivamente la niña tuvo que ser tratada de icteria del recién nacido. Afortunadamente el susto ya pasó y la familia está muy agradecida por el comentario del pediatra paranoico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *