evolución del bebé de 6 meses

El bebé de 6 meses

Entre 4 y 5 meses, exactamente el bebé de 6 meses es el que hoy nos ocupa. Sus cuidados, la alimentación, su evolución y muchas cosas más que hoy quiero compartir con todas vosotras.

El bebé de 6 meses comienza a dar señales de su rápido aprendizaje y las ganas de seguir aprendiendo, por eso se mostrará más despierto que de costumbre y comenzará a moverse para fijarse en todo lo que le rodea.

Cambios en el bebé de 6 meses

El bebé de 6 meses ha evolucionado físicamente y también emocionalmente, por lo que comenzará a ser más receptivo a las caricias, sonrisas y estímulos que percibe de su entorno. Cambios físicos y sociológicos, un crecimiento constante que a partir de ahora será mucho más rápido, y casi sin darte cuenta, estará hablando y caminando.

la alimentación

La mejor manera de seguir alimentándolo es a través de la lactancia materna, pero no siempre puede ser así. La vuelta al trabajo de mamá y el ritmo de vida de muchas personas nos obligan a usar los biberones de leche artificial o con leche materna extraída y conservada cuidadosamente. En cualquier caso, puedes comenzar a probar con las papillas de frutas, pero aún así, puede que tu pequeño/a te pida de mamar por la noche, para cubrir las carencias alimenticias de la leche materna que has dejado de dar. Será lo más normal. Trata de darle de mamar en lo posible y retrasa la retirada de la lactancia materna lo máximo posible.

Los cambios emocionales

Aquí es donde comienzan los llantos sin nombre, es decir aquellos que nos desconciertan sin saber si le pasa algo. Pues bien, lo único que reclama es nuestra atención, pues prefiere la compañía de personas que de juguetes. Se trata del modo más natural de desarrollar lazos afectivos con su entorno y descubrir su capacidad de llamar la atención y de expresarse a través del llanto. No en vano, nos hemos convertido en el principal juguete del pequeño, y en una fuente de aprendizaje para él o para ella.
Tienes que tener en cuenta que para el bebé, no visualizar nuestra presencia es como haber desaparecido, y él o ella, necesitan vernos y reconfortarse con nuestra voz. Su lazo afectivo hacia mamá o papá es tan grande que necesitan demostrarlo constantemente con risas, caras y movimientos de alegría, por lo que si no nos ven, el niño comienza a encontrarse desamparado.

El habla

Los 6 meses son el comienzo de su aprendizaje de la lengua materna, y es a partir de este momento que el bebé tratará de comenzar a hablar, lógicamente balbuceando y tratando de imitar los sonidos que reconoce. Ser dulce con ellos, hablarles y hacerles mimos son la mejor escuela para su aprendizaje.

Los cambios en su cuerpo

El bebé de 6 meses comienza a descubrir su cuerpo, se mira las manos, se chupa los pies, intenta agarrar objetos o gira la cabeza de forma voluntaria ante cualquier estímulo o sonido que le llame la atención. Este interés por su cuerpo marca el desarrollo cognitivo y, en consecuencia, el descubrimiento de la relación causa-efecto.

Si no lo hace ya, no tardará mucho en poder darse la vuelta por sí solo, y en levantar la cabeza arqueando la espalda al estar acostado cara abajo y todo lo contrario, es decir, levantar la cabeza y los hombros si está acostado mirando al cielo. Poco a poco descubrirá que puede llegar a sentarse el solo y nacerá en él un reflejo innato de salir gateando para ampliar así sus posibilidades de movimiento.

Ya sabes que se lo llevará todo a la boca, es su manera de descubrir las cosas, por lo que siempre debes poner a su alcance juguetes y objetos adecuados para su edad, sin riesgo de que se desprenda ninguna pieza o componente de pequeño tamaña y si que pueda deshacerse o romperse, poniendo en peligro su vida.

Por último, decirte que el bebé de 6 meses puede presentar sus primeros dientes de leche, y esto le tendrá molesto durante alguna semana, donde observarás que saliva mucho más de la cuenta y se queja constantemente, pero pronto se le pasará y estará de nuevo feliz y dispuesto a seguir aprendiendo con sus papas.

Imagen: http://www.photl.com/370307.html

Elena Galvez

Bloguera Amante de los bebés y la lactancia materna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *