dibujos para bebés

Dibujos para bebés y sus beneficios

Los dibujos para bebés son una de las actividades más unificadoras y que más fortalecen la dinámica. El niño busca expresarse mediante el dibujo o mediante esculturas que nos proporcionan parte de él mismo. Es decir, se consigue conocer de primera mano su manera de pensar, de sentir e incluso de cómo se ve a sí mismo. Además, el dibujo provoca una mejora de su psicomotricidad, de su escritura y lectura a la vez que consigue desarrollar su creatividad.
En muchos niños, esta actividad la consideran como un pasatiempo y cada vez menos empleado. Es por ello que debes incitar al pequeño a pintar, a dibujar, y que poco a poco lo incorpore en su rutina. Para evitar que se canse puedes ir ofreciéndole variaciones en su forma de dibujar: con ceras, con pintura, utilizando pies, utilizando las manos, etc.

¿Qué significado tienen los dibujos para bebés?

Los dibujos están implementados en el ADN de la raza humana desde que sus orígenes, teniendo en cuenta que los usaban para comunicarse y transmitir lenguaje no es de extrañar que sea uno de las primeros reflejos innatos que surgirán en los niños.

Entre los 3 y los 4 añitos, nuestros peques otorgan un significado real sobre los dibujos, ya que consigue plasmar todo lo que quiere y de la forma que lo piensa sin tener nada en cuenta en forma de garabatos que poco a poco conseguirá realizar con más acierto y control. Aunque no veamos ninguna lógica en sus dibujos, los pequeños nos indicarán qué han dibujado para ayudarnos a entender lo que pasa por sus cabezas.

Tenemos que diferenciar lo que es el arte para un niño de lo que significa para la persona adulta. En el adulto es un medio de expresión, una forma de transmitir sus sentimientos y su interacción con el medio en el que aprovecha de forma inconsciente sus conocimientos, su lógica y su experiencia para llevar a cabo obras de arte.

En cambio el más pequeño no tendrá en cuenta más que su imaginación y por medio de impulsos rayará sobre el papel lo que quiere expresar de forma innata.

Aún así existe un punto en el que sí podemos comparar la forma de llevar a cabo el arte del bebé y del adulto: cuando consiguen transmitir mediante sus creaciones artísticas aunque sea de una manera diferente. Lo único que cambia son las vías y las maneras de plasmar el mismo sentimiento.

Los sentidos como base del aprendizaje

La base principal del aprendizaje son los sentimientos y las sensaciones según vamos superando etapas dentro de la educación. A medida que vamos aprendiendo y adquiriendo años, vamos perdiendo confianza y nos dejamos más influenciar por factores externos. Esta es la razón por la que el aprendizaje, además de realizarse por sustitución, sea de naturaleza abstracta.

La educación artística es la disciplina que se centra más exactamente en el desarrollo de las experiencias sensoriales del niño desarrollando en él la sensibilidad creadora que le produce el simple hecho de dibujar. Los dibujos para bebés es la forma más práctica de desarrollar su imaginación.

Fuente de la imagen: http://ow.ly/JnppD

Elena Galvez

Bloguera Amante de los bebés y la lactancia materna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *