imagen día del padre con sus bebé

Día del padre. Mi papá me mima

Se acerca el día del padre, una celebración exclusiva para aquellos que disfrutan de la paternidad, pero que en los últimos años ha cambiado mucho, al menos el papel  del padre en la familia. ¿Cómo es el padre de hoy? Descúbrelo conmigo.

Los primeros meses de vida del bebé están muy vinculados a la madre, pero a medida que va creciendo el pequeño, comienza a fijarse en el padre y por tanto a tenerlo en cuenta para su desarrollo emocional y su actividad diaria. Hace años, el padre no era capaz de involucrarse como se hace ahora en la crianza del bebé, pero han cambiado.

El día del padre no solo es el 19 de Marzo

El día del padre es una forma de destacar la paternidad estableciendo en el calendario un momento concreto para acordarnos de la importancia de éste en el núcleo familiar, y aunque cada vez son más los diferentes modelos familiares, la figura paterna sigue siendo fundamental en algunas facetas del desarrollo del bebé.

La misión del padre, a pesar de tomar una relación directa con el bebé a partir de sexto mes, comienza mucho antes, concretamente durante el periodo del embarazo. Acompañar a mamá a los cursillos de preparación al parto, la participación en todas las decisiones, compras y asuntos relacionados con el nacimiento y el bebé, y su presencia en el parto, son algunas de las cuestiones importantes que debe asimilar un padre, formando parte de todo el proceso.

Los papás de hoy

Afortunadamente los padres de hoy ya no son aquellos desvinculados totalmente de las labores de crianza cotidianas del pequeño. Son parte del embarazo y aportan todo lo que está en sus manos para formar parte desde el comienzo en la aventura de ser padres.

El día del padre se celebra el 19 de Marzo, pero el padre, lo es todos los días, participando activamente de los cuidados del bebé. Cambiar pañales, darle de comer, jugar con él o dormirle son actividades que se comparten por igual entre el hombre y la mujer. En definitiva el padre debe conocer a su bebé tanto como la madre y no establecer roles diferentes en el núcleo familiar, pues la crianza de un hijo es cosa de la pareja al 50%.

Papá no está

Puede que por circunstancias no esté presente la figura de papá, creándose una situación en la que mamá se verá obligada a criar ella sola. Cada vez es más habitual encontrar familias en las que no figura la presencia de un barón, aunque la figura de un tío, amigo o abuelo del bebé será muy recomendada para su desarrollo encontrando el él la figura masculina que necesita para conocer la referencia de una figura paterna.

Bueno solo queda felicitar a todos los papas y animarles a seguir disfrutando de una experiencia, que en muchos casos, no volverá.

Imagen portada: https://pixabay.com

 

Elena Galvez

Bloguera Amante de los bebés y la lactancia materna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *