los bebes prematuros y sus cuidados

Bebes prematuros y sus cuidados

Los bebes prematuros son aquellos que nacen antes de las 37 semanas de gestación. España es el país de la Unión Europea que cuenta con la tasa más alta de nacimientos prematuros, según la encuesta Euro-Peristat, por lo que seguro que conoces a alguien de tu entorno que también haya tenido un hijo antes de tiempo. Un bebé prematuro nos obliga a ser extremadamente cuidadosos durante sus primeras semanas de vida, lo saben bien los padres que lo son o lo han sido, ya que han tenido que extremar las precauciones.

Los cuidados de los bebes prematuros

  • Totalmente prohibido fumar cerca de él o exponerlo a urbes contaminadas de humo.
  • No somenerle a ambientes cerrados o cargados.
  • No permitir el contacto con niños y personas que estén enfermos o resfriados.
  • No dejarle al bebé objetos o juguetes de otros niños con síntomas de estar enfermos o resfriados.
  • Mantener una higiene extrema antes de tocar al bebé.
  • No reutilizar pañuelos o gasas con el bebé
  • Cambiarle el pañal frecuentemente, aún no estando usado.
  • Lavar todo muy bien con jabón (neutro) y agua caliente.

Los bebes prematuros tienen las mismas expectativas de crecimiento que aquellos que no lo son, con la diferencia de que requieren más cuidados por parte de sus padres. Por ejemplo, las madres han de cuidar mucho la higiene de estos niños y cambiarles el pañal cada cuatro horas, aunque no lo hayan ensuciado. Acuérdate también de lavarte muy bien las manos antes de tocar al bebé.

En cuanto a la alimentación, lo mejor es darle el pecho el máximo tiempo posible. Un bebé prematuro suele tener el estómago más pequeño que un bebé normal, de ahí que la frecuencia entre cada toma deba ser menor.

Cuando traslades al niño del hospital a casa, asegúrate de que en tu vivienda la temperatura supera los 22ºC, al menos durante las primeras semanas que tenéis al bebé. Los niños prematuros tienen menor grasa corporal y necesitan ayuda para mantener la temperatura del cuerpo.

Si es vuestro primer hijo, seguramente tendréis ganas de hacer vida normal y sacarlo de paseo cuando haga buen tiempo. No hay nada que lo impida, pero intentad ir a sitios tranquilos donde no haya tanta aglomeración de gente. Recordad que los bebés prematuros tienen las defensas muy bajas, por lo que pueden contagiarse con cualquier cosa.

Por último, ir rápidamente al pediatra si el niño tiene dificultad para respirar, no come o tiene un color amarillento. Él os dará buenos consejos.

Filename: baby-20339_1280.jpg
Source: http://pixabay.com/
Author: © PublicDomainPictures

Elena Galvez

Bloguera Amante de los bebés y la lactancia materna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *